Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.
Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies
Cancelar
Aceptar
+34 965 92 95 35
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El presente artículo trata de dar una visión completa, sobre qué gastos relacionados con el personal puede deducir en su actividad el titular de oficina de farmacia. También se dan recomendaciones para que el farmacéutico pueda probar la deducibilidad de dichos gastos ante Hacienda y por último daremos información de medias del sector relacionadas con este tipo de gastos para que el lector pueda evaluar su situación particular.

Vamos a enumerar  los gastos relacionados con el personal que son deducibles en la oficina de farmacia:

Sueldos y Salarios: Se recogerán en este apartado las retribuciones a los empleados por sueldos, pagas extraordinarias, dietas y asignaciones por gastos de viaje, retribuciones en especie, etc. Un apartado especial merece las retribuciones satisfechas a miembros de la unidad familiar (cónyuge o hijos que convivan) o más conocido como el autónomo colaborador, pues bien los requisitos que nos van a exigir para considerar estos gastos como deducibles son poder demostrar que el familiar trabaja habitualmente y con continuidad en la farmacia, que la retribución sea de mercado y corresponda a su cualificación profesional y al trabajo desempeñado y que efectivamente se realice el pago del salario, por ello, es importante que este tipo de nóminas se paguen mediante transferencia bancaria, con tal de poder justificar el pago.

Para evitar problemas con Hacienda, lo mejor es dejar bien documentado el trabajo que realiza el autónomo colaborador, su horario, su categoría, ponerle un salario de mercado acorde al trabajo que desempeña y pagarle vía transferencia bancaria.

Seguridad Social a cargo de la empresa y autónomos del titular. En esta partida se incluye tanto la seguridad social que paga la empresa por sus empleados (suele rondar entre un 30 y un 40% del salario) como los propios autónomos que  paga el farmacéutico, que serán de mayor o menor importe según la base de cotización elegida, recordar que se puede variar en función de las necesidades de cada uno.

En este apartado una cuestión muy recurrente es si al farmacéutico con ingresos altos le interesa cotizar por el máximo de autónomos o por el contrario es mejor aportar a un plan de pensiones, o incluso las dos simultáneamente. Pues bien esta pregunta no tiene una respuesta válida para todo el mundo y va a depender de las circunstancias de cada uno por ello es fundamental tratar este tema con el asesor.

Otros gastos de personal: en esta partida entraría formación, planes de pensiones, indemnizaciones, seguros de accidente del personal y cualquier otro gasto relacionado con el personal de la empresa que no sea considerado como liberalidad… Hacienda no considera liberalidad aquellos gastos que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa, aquí podría entrar el tema de las cestas de navidad y o las comidas de empresa, entre otros.

En cuanto al coste medio de los empleados para las oficinas de farmacia (incluyendo tanto sueldos y salarios como seguridad social, sin incluir el sueldo del titular), la media que manejamos en nuestro despacho se sitúa entre un 10 y un 11% sobre la cifra de ventas y la tendencia es a aumentar, esta tendencia es debido a que las farmacias están apostando por la formación de sus empleados y por la venta libre, conforme aumenta la venta libre es lógico que el coste del personal aumente, pues es un tipo de venta que necesita más trabajo para facturar lo mismo, pues tiene un tiket medio menor que la receta. Eso si la venta libre permite obtener un mejor margen (ventas-compras), con lo que, lo que se pierde de rentabilidad con el coste de personal se suele ganar con creces con el margen comercial.

Para terminar, os animo a reflexionar sobre si os estáis deduciendo todos los gastos de personal que podéis deducir, repasar en el caso que tengáis autónomos colaboradores si podríais justificar a Hacienda el gasto de los mismos y por último pensar si la estructura de personal que tenéis es la adecuada para el tipo de farmacia que sois o que queréis llegar a ser.

Eduardo Marín Agulló
Responsable Asesoría Fiscal de Audifarma

Compartir

Sobre nosotros

En Audifarma le ayudaremos a mejorar los resultados económicos de su farmacia.

Un equipo altamente cualificado le ayudará a tomar las decisiones que le permitan dirigir su farmacia hacia el éxito.

¿Busca un equipo profesional experto en farmacia y Farmatic? Audifarma es la mejor elección.

Contáctanos

C/ Capitán General Gutiérrez Mellado, 6 local 19

03005 Alicante

965 929 535 F. 965 929 637

Les atenderemos de lunes a viernes de 9:00 a 14:00  y de 15:00 a 19:00

¿Quiere mejorar la gestión de su farmacia?

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba quincenalmente artículos sobre gestión, fiscalidad y LOPD en la farmacia.

 

Además, de REGALO, le enviaremos la hoja de Excel “Calculadora PVP” para ayudarle con la gestión de precios de su farmacia.

 

 

¡Quiero Suscribirme!