Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizando sus preferencias y hábitos de navegación podemos ofrecerle una mejor experiencia online. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre la política de cookies pulsando aquí
Cancelar
Aceptar
audifarma
iso9001
jueves, 27 abril 2017
LinkedIn
Zona Clientes Soporte remoto
Opinión: "Donar es Barato"
Mediante este artículo, pretendemos informar al lector de las ventajas fiscales que tiene en la actualidad la donación de una oficina de farmacia si se cumplen una serie de requisitos y también queremos ponerles en alerta de una posible modificación en el impuesto debido a las exigencias presupuestarias, que haga que se convierta en una operación con un coste fiscal alto.

 Estos beneficios fiscales se dan cuando la donación se hace al cónyuge o alguno de los hijos del titular de la oficina de farmacia. Es muy habitual  en la práctica que alguno de los descendientes posea el titulo de farmacéutico y decida continuar con la actividad iniciada por su progenitor. Pues bien, los titulares farmacéuticos con 65 o más años que viniesen ejerciendo de forma habitual, personal y directa la actividad, constituyendo dicha actividad su principal fuente de renta y que como consecuencia de la donación deje de ejercer y percibir remuneraciones por el ejercicio de las funciones de dirección del negocio, el donante se podrá beneficiar en su IRPF de una exención total por la transmisión lucrativa  de empresas individuales.

 Además otro gran ahorro fiscal también lo tiene el donatario (en este caso el que recibe la donación), ya que si se cumplen los requisitos anteriores y además el que recibe la farmacia, la mantiene en su patrimonio durante 10 años siendo su principal fuente de renta, tendrá una reducción del 95% de la base imponible en el Impuesto de Donaciones, y no sólo eso, si además eres residente de la Comunidad Valenciana y tienes un patrimonio preexistente inferior a 2 millones de euros y la donación se efectúa en documento público, en este caso gozará de una bonificación en la cuota del 99%, con lo cual sería una operación prácticamente gratuita , en cuanto a IRPF e Impuesto de Donaciones.

Por otro lado, cuando se plantea una operación de este tipo hay que tener en cuenta que el fondo de comercio en este caso no sería amortizable para la persona que recibe la donación, aunque con las limitaciones a la amortización del mismo (máximo 1,5 %), que hay en la actualidad, tampoco suponen un gran ahorro fiscal.

Otros temas importantes a valorar cuando se plantea este tipo de operación es si existen más hermanos y la consiguiente necesidad de respetar las cuotas de la legítima hereditaria.
En la difícil situación económica actual, no sería de extrañar que las comunidades autónomas modificaran las bonificaciones que en la actualidad tiene las operaciones de donación entre padres e hijos de empresas individuales, por tanto, desde aquí recomendamos a todo aquel que cumpla los requisitos anteriormente descritos y tenga en mente que su hijo/a siga con la actividad de su oficina de farmacia, se  decidan lo antes posible, ya que si modifican alguna de estas bonificaciones, la operación se encarecería sustanciosamente.


Eduardo Marín Agulló
Responsable de Asesoría Jurídica y Contable