Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizando sus preferencias y hábitos de navegación podemos ofrecerle una mejor experiencia online. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre la política de cookies pulsando aquí
Cancelar
Aceptar
audifarma
iso9001
viernes, 24 marzo 2017
LinkedIn
Zona Clientes Soporte remoto
Inicio Informamos
Qué información consultar antes de comprar directamente al laboratorio.

compras-a-laboratorios

Es frecuente en mi quehacer diario ver cómo algunos farmacéuticos se enfrentan a la tarea de recibir al delegado del  laboratorio sin recabar de forma previa información alguna con la que ayudarse en la decisión de compra, esto nos traduce una actitud pasiva en la que se hace llevar al delegado del laboratorio la iniciativa del proceso, lo que pienso que no es adecuado, por lo que voy a tratar de recomendar una sistemática.

En mi opinión, el farmacéutico, o su responsable de compras en la farmacia, debe de recopilar, en los cinco minutos anteriores a la reunión personal con el delegado del laboratorio la siguiente información:

En primer lugar es necesario tener una información detallada de las ventas de los productos del laboratorio, producto a producto y mes por mes, referida al menos a los seis meses (mejor 12) anteriores al actual, para determinar el ritmo habitual de salida del producto y si éste está en crecimiento o decrecimiento.

En segundo lugar se debería de obtener una comparación entre las cantidades vendidas y las compradas al mismo laboratorio en la compra anterior, de forma que podamos determinar el mayor o menor éxito de la venta de los productos comprados la última vez al mismo laboratorio, información que nos servirá para dar feedback al delegado sobre cómo está yendo la venta de los productos que se compraron y poder recabar de él ayuda (información de producto más detallada, sugerencias de precios, promociones, venta cruzada con otros productos posiblemente del mismo laboratorio, etc.) en el caso de aquellos que no están saliendo cómo se esperaba y por tanto tenemos aún un exceso de stock .

Una vez obtenida la información de ventas, nos parece importante recabar información del stock y su rotación para los productos de ese laboratorio, obteniendo ventas, rotaciones y rendimientos de las distintas agrupaciones o familias en las que tengamos englobados los productos del laboratorio, para poder detectar posibles excesos de inversión en productos del laboratorio respecto a la venta de los mismos.

También con respecto a los productos del laboratorio determinaremos el stock sobrante del mismo, en particular los artículos D o sin venta en los últimos doce meses, con el objeto de negociar con el delegado su abono o sustitución por otros productos, o al menos una promoción, en la que con la ayuda del propio laboratorio demos salida a ese stock parado, aún a costa de perder parte de su margen comercial, siempre que estemos hablando de parafarmacia.

Finalmente recabaremos una información puntual sobre la dinámica evolutiva del stock de los productos del laboratorio, viendo si éste está aumentando o disminuyendo en el tiempo, y si lo hace de forma mayor o menor a la evolución de la venta.

Con esta información, de ventas y de stock de los productos del laboratorio, estamos en disposición de preparar, ayudados con nuestro sistema informático una propuesta de pedido que especifique productos y cantidad a pedir de cada uno de ellos con carácter previo, propuesta que nos servirá de base para la última fase y definitiva, la de recibir al delegado en cuestión, escucharle y recibir de él la información de producto y las ofertas que puedan influir, mediante negociación, en la modificación de las cantidades y productos decididos previamente, así como la resolución de las incidencias de los pedidos anteriores y la gestión de devoluciones que hubiera que efectuar.

Lo imagino perfectamente, algunos de Uds. están pensando a estas alturas del artículo, ¿pero cuánto tiempo me va a llevar recabar toda esta información que nos está sugiriendo?, no se preocupe, yo mismo lo he experimentado. A mí me ha llevado tres minutos y medio obtenerla de un laboratorio “de los grandes”. En todo caso, será tiempo ahorrado en la fase siguiente, la de efectuar el pedido con el delegado delante.

Juan Jesús Sánchez Velázquez
Director Audifarma

 
Consecuencias fiscales de la revisión de los valores catastrales.

valor-catastral-audifarma


Los Presupuestos Generales nos han traído la revisión catastral de más de 8 millones de inmuebles en toda España, de los cuales más de 7 millones de inmuebles se han revisado al alza y aproximadamente otro millón a la baja.¿Cómo se verán afectados los titulares de esos 7 millones de inmuebles que han revisado al alza? ¿Qué implicaciones fiscales tiene esa subida de valor catastral? ¿Y qué factura tendrán que pagar sus titulares?

Pues bien, este artículo intenta dar respuesta a estas cuestiones. En primer lugar hay que determinar a qué impuestos afecta una subida del valor catastral, acabaríamos antes si dijéramos a qué impuestos no afecta esta subida, pero enumeraremos los más afectados: Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (o más conocido como la plusvalía municipal), Impuesto de  la Renta de las Personas Física (IRPF), Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD), Impuesto de Sucesiones y Donaciones e Impuesto del Patrimonio.

Impuesto de Bienes Inmuebles: a priori una subida de valor catastral afectaría a una subida del IBI, pero en la práctica no tiene porque ser así, ya que se trata de un impuesto cedido a los municipios y será cada ayuntamiento el que decida si aprovechando la subida de valor catastral llena sus arcas, o si por lo contrario bajan el gravamen para que la subida de valor catastral no afecte al impuesto. Señores hagan sus apuestas ¿qué ocurrirá? Ya hay ayuntamientos que han anunciado que no subirán el impuesto pese a la subida de valores catastrales (benditos sean), pero yo dudo que este vaya a ser un comportamiento generalizado sobre todo no habiendo ningunas elecciones a la vista.

Plusvalía Municipal: este impuesto grava el incremento del valor que ha experimentado el suelo durante el tiempo que una persona ha sido propietaria de un local, una vivienda o un terreno y se liquida cuando se transmite la propiedad bien por compra-venta, donación o herencia. Es un impuesto municipal y por lo tanto al igual que el IBI lo gestiona cada ayuntamiento, la cuota a pagar sale del cruce de datos entre los años de permanencia de la propiedad y el valor catastral del suelo, lógicamente si este lo revisan al alza, cuando transmitamos nuestras propiedades pagaremos más impuestos. Ojo porque ya hay alguna sentencia en el sentido de que si la propiedad se vende con pérdidas no procede pagar este impuesto, el tema es si nos interesa llegar a los tribunales cuando en muchos casos el impuesto es menor que los honorarios del letrado.


IRPF (Renta): en Renta quedan libre de gravamen la vivienda habitual y los locales afectos a actividades económicas. Pero los inmuebles vacios o segundas, terceras, y demás residencias tributan como Imputación de Renta que es un 1,1 % del valor catastral (si este ha sido revisado), es obvio que una subida de valor catastral a todo este tipo de viviendas hará que el Impuesto de la Renta de las personas que tengan varios inmuebles vacios o a disposición suba considerablemente. Y no sólo eso, se puede dar la circunstancia que gente que no estaba obligada a hacer la declaración si tienen inmuebles, que con esta subida la suma de sus valores catastrales sea superior a 90.909 € y estarían obligados a hacer la Renta y en muchos casos (como los pensionistas que tienen una baja retención) les saldría a pagar.

ITPAJD e Impuesto de Sucesiones y Donaciones: tanto el impuesto de Transmisiones Patrimoniales como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones toman como referencia  para su cálculo el valor catastral, de modo que el valor a declarar tiene que ser como mínimo el valor catastral multiplicado por un coeficiente que fija la Administración, por lo tanto, una subida de valor catastral encarece estos impuestos. Estos criterios de valoración de la Administración también son discutibles si puedes demostrar que el valor del inmueble es menor (pero esto daría que hablar para un artículo o casi para un libro ya que hay bastante jurisprudencia al respecto).

Impuesto del Patrimonio: En este impuesto tan polémico y en vías de extinción (ya que somos de los pocos países donde aún se aplica), también se toma como referencia el valor catastral para valorar los inmuebles, con lo cual un aumento en los valores catastrales puede provocar que una persona que no estaba obligada a presentar patrimonio pase a estar obligada y que los que ya pagaban, tengan que pagar más.

Si después de la lectura de este artículo tiene dudas sobre cómo le afecta a usted esta medida del gobierno, no dude en ponerse en contacto con nuestro departamento fiscal. 

Eduardo Marín Agulló
Responsable asesoría fiscal de Audifarma.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 63
Suscríbase a nuestro e-boletín gratuito de noticias de farmacia.