Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizando sus preferencias y hábitos de navegación podemos ofrecerle una mejor experiencia online. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre la política de cookies pulsando aquí
Cancelar
Aceptar
audifarma
iso9001
jueves, 27 abril 2017
LinkedIn
Zona Clientes Soporte remoto
Inicio Informamos
¿Es necesaria tanta variedad de marcas y laboratorios entre nuestros productos?

Le invito a pararse a reflexionar un momento, si es usted capaz de pensar en algún tipo de comercio de tamaño similar al de una farmacia que disponga de una variedad de productos que puede rondar los 15.000 artículos diferentes, entre los cuales hay artículos destinados a satisfacer miles de necesidades distintas, dirigidas a todo tipo de público, de ambos sexos, de todas las edades, de toda clase social, etc.

A lo que quiero llegar es que los farmacéuticos se olvidan de que tienen entre sus manos un negocio muy especial en lo que al tratamiento de stock se refiere, y esto ocurre sin tener una formación específica para ello, y la consecuente cantidad de horas de trabajo, dinero y tiempo que eso supone para su negocio en gestionar el stock, recibir a los representantes de cada laboratorio, recepcionar artículos, colocación del producto, caducidades, devoluciones, etc.

Por otro lado, ahora que las farmacias tienden a mirar más que antes hacia la venta libre, nos encontramos con el muro que supone la competencia en precios de las grandes superficies comerciales como Mercadona, Carrefour, etc. Nuestros precios son mayores porque nuestra capacidad de compra es menor que las de estas grandes superficies, pero, ¿estamos seguros de que hacemos todo lo posible para comprar bajo las mejores condiciones?

Le invito a cruzar ambas ideas antes descritas. Por un lado tenemos un negocio que trata un tamaño de stock de más de 15.000 referencias distintas con productos destinados a solucionar miles de necesidades diferentes. Y por otro lado tenemos la necesidad de competir con otros comercios en la comercialización de productos de venta libre, por lo que necesitamos disponer de las armas suficientes para ello.

Si usted analiza el stock de su farmacia y se fija en la cantidad de artículos diferentes que satisfacen la misma necesidad al cliente, y dentro de los que satisfacen la misma necesidad también encontrará distintas marcas comerciales que tienen el mismo uso. Despertemos, no debemos permitirnos estos lujos bajo las nuevas circunstancias en las que se halla la farmacia española. Ahora somos conscientes de que competimos, y de que debemos conseguir las mejores condiciones de compra, y gestionar nuestro stock de la manera más eficiente en horas y recursos.

Debe usted analizar los productos que tiene en stock, familia por familia, identificar cuáles son las necesidades que satisfacen al cliente y comenzar a quitarse productos que satisfagan las mismas necesidades. Y llegados a este punto, ¿con qué marcas me quedo? Pues con aquellas que supongan mayor interés para sus compras, es decir, englobe su oferta (su género global) en la menor cantidad posible de laboratorios, de esta manera estará usted en disposición de conseguir mejores condiciones de compra de estos laboratorios. Al mismo tiempo, reducirá los esfuerzos y el tiempo en la gestión de stock, recibiendo menos laboratorios, menos recepciones, etc.

En Audifarma hemos implantado este tipo de gestión en distintas farmacias mediante nuestro servicio de consultoría de venta libre, por el cual, hemos adaptado la oferta de productos de venta libre a los laboratorios más importantes para la farmacia. Los resultados son excelentes, por lo que no dudo en recomendarle que comience a ver el stock de su farmacia con ojos de lo que necesita el cliente y usted para llevar una gestión más eficiente de su farmacia.


Javier Sánchez Pérez
Responsable de Consultoría de Gestión.

 
De pagos, copagos, repagos e impagos.

Hola a todos:

Parecía que la situación económica no nos iba a dar tregua, pero felizmente no ha sido así, la selección Española y su triunfo en la Eurocopa nos han dado el respiro que necesitábamos y nos han devuelto el orgullo de ser españoles alejándonos por un momento de los problemas que la crisis económica nos está trayendo.

Pero poco nos duró la euforia, para enfrentarnos, el mismo día siguiente, a la entrada en vigor del para unos llamado copago y para otros repago, que lo mismo nos da y que se ha saldado con muchos menos problemas de los que en principio habíamos previsto fundamentalmente porque nuestra sociedad ya ha interiorizado desde hace tiempo, la necesidad de adecuar nuestra manera de vivir a la nueva realidad que se nos muestra cada día y a cada paso.

Nada más pasado el primer día de la nueva situación, nos encontramos con una nueva situación límite, esta vez, la convocatoria de una huelga indefinida por parte de las farmacias de la Comunidad Valenciana, ante los sucesivos impagos de la Consellería de Sanidad. La demanda es sencilla, la entrega de un calendario de pagos por parte de la administración a las farmacias y la negativa de la administración a su entrega.

Una vez más nos enfrentamos a la pretensión, por parte de la administración, de presentarnos como algo normal, lo que sin ninguna duda no lo es. Si en el sector privado, un cliente al que se está sirviendo deja de pagar y al reclamarle el pago nos indica que no sabe cuándo ni cuánto nos va a pagar, lo primero que se hace es dejarle de servir. Ya sé que en este caso, ni se trata de una relación cliente-proveedor, ni las consecuencias de dejar de servir son sencillas, pero por eso mismo la administración debe de tener un cuidado especial a la hora de manejar esa cuenta económica que supone la deuda a las farmacias.

Las farmacias no pueden más. Las deudas son cuantiosas, en un momento en el que el acceso al crédito es francamente difícil y la garantía que para el banco supone una deuda de la administración es lo mismo que nada. Las farmacias no son proveedores, su margen es profesional, no comercial y responden de sus deudas obligatoriamente con su patrimonio.

Esta profesión sanitaria necesita reencontrarse en otros estímulos que pensar en cómo voy a pagar este mes el recibo del almacén y la nómina de mis empleados.

Hasta pronto.


Juan Jesús Sánchez Velázquez
Director de Audifarma

 
<< Inicio < Prev 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 Próximo > Fin >>

Página 50 de 65
Suscríbase a nuestro e-boletín gratuito de noticias de farmacia.