Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizando sus preferencias y hábitos de navegación podemos ofrecerle una mejor experiencia online. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre la política de cookies pulsando aquí
Cancelar
Aceptar
audifarma
iso9001
jueves, 27 abril 2017
LinkedIn
Zona Clientes Soporte remoto
Inicio Noticias Los riesgos de no tomar correctamente una medicación.
Los riesgos de no tomar correctamente una medicación.
Bajo el lema 'Tu medicación. Tu salud. Tu vida' la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y 125 hospitales de toda España han recordado a la población los riesgos de no tomar correctamente la medicación a través de una campaña de concienciación.

Los olvidos y el abandono son los motivos más frecuentes de la falta de cumplimiento de los tratamientos y una de las práctica que mayores riesgos conllevan para la salud. Por ello la SEFH promueve una jornada de sensibilización, con el respaldo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la colaboración de Janssen, Abbvie y Boehringer Ingelheim para recordar a la población la importancia que tiene cumplir con el tratamiento prescrito e informarse sobre los medicamentos que se deben tomar.

La doctora Olatz Ibarra, coordinadora del Grupo de Adherencia Terapéutica-ADHEFAR de la SEFH, ha declarado que ‘la falta de adherencia se traduce en un mal control de la enfermedad, y por consiguiente, en peores resultados en salud. Además, se aumenta el número de visitas a urgencias y, en consecuencia, se produce un incremento del gasto sanitario’

‘Sin duda, la polimedicación y los regímenes complejos no facilitan la adherencia. Por eso, para que un paciente tome la medicación debemos hacérselo fácil. En definitiva, se trata de adaptar el tratamiento a su realidad y facilitarle información suficiente para que lo siga correctamente’, ha afirmado la doctora Ibarra.

El doctor José Luis Poveda presidente de la SEFH, insiste en que la educación es clave para abordar el problema: ‘Si los pacientes no cuentan con una información adecuada sobre los medicamentos se corre el riesgo de que no lo cumplan. Por tanto, las consecuencias, tanto de salud como económicas, derivadas de un fracaso terapéutico pueden evitarse ayudando a los pacientes a entender qué están tomando y con qué finalidad’.

‘Un paciente informado es un paciente más responsable y más implicado en el cuidado de su salud. Eso supone un menor riesgo de falta de cumplimiento, por tanto, una vez que se empieza un tratamiento es importante poner al alcance del paciente todas las herramientas disponibles para ayudarle en la toma de la medicación’, ha concluido el doctor Poveda.


Fuente: www.prnoticias.com
 
Suscríbase a nuestro e-boletín gratuito de noticias de farmacia.