Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso.
Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies
Cancelar
Aceptar
+34 965 92 95 35
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

El sector de la farmacia está muy regulado por la normativa sanitaria que no permite la posibilidad de actuar como persona jurídica (Sociedad) para ejercer la actividad, o por lo menos gran parte de ella (venta de medicamentos). Esta circunstancia supone un perjuicio en cuanto al impuesto directo RENTA vs IMPUESTO SOCIEDADES. Puesto que en sociedades se tributa a un tipo fijo del 25% y sin embargo, en RENTA al ser un impuesto progresivo (cuanto más ganas más pagas) se llega a tipos del 48% o incluso superiores dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se tribute.

Esta situación hace que la rentabilidad después de impuestos de una farmacia sea inferior respecto a la de otro tipo de negocios. Pero es que además los titulares de farmacias tienen otro hándicap respecto a la mayoría de sectores y es que normalmente cuando un negocio funciona bien y obtiene rendimientos altos sigue invirtiendo en el propio negocio para hacer economías de escala (Ejemplo: una tienda de ropa si le funciona bien, puede montar nuevas tiendas en otras zonas con el beneficio que le genera su primera tienda y con ello lograr sinergias positivas y ahorro de impuestos con la inversión). La farmacia en este caso vuelve a estar limitada por la legislación sanitaria ya que una misma persona no puede ser titular de más de una farmacia.

Estas limitaciones en la farmacia hacen que nos planteemos cuál es la forma de obtener la mayor rentabilidad posible a una farmacia después de impuestos. Pues bien, en este artículo vamos a poner un ejemplo de dos farmacéuticos que pasen toda su vida laboral como titulares de oficina de farmacia y vamos a comparar dos situaciones radicalmente opuestas, a ambos farmacéuticos les vamos a suponer una vida laboral de 40 años y para ambos vamos a suponer por simplicidad que tienen farmacias de 1 millón de euros de facturación y una estructura de costes igual. Les vamos a llamar “FARMACÉUTICO CONSERVADOR” y “FARMACÉUTICO EMPRENDEDOR”. La cuenta de Pérdidas y ganancias de ambas farmacias sería la siguiente:

*Estos valores son ficticios y se han utilizado por simplicidad, una farmacia bien gestionada puede obtener un EBITDA bastante mayor.

EL FARMACÉUTICO CONSERVADOR

El farmacéutico conservador” gestionará la misma farmacia (adquirida por donación o nueva apertura “no amortiza fondo de comercio”) durante los 40 años de su vida laboral, supongamos que durante esos 40 años realizará 3 reformas de 100.000 euros, en el año 1, el año 14 y el año 27, cada una de las reformas se amortizará fiscalmente en 5 años, es decir nos harán pagar menos impuestos el año de la reforma y los cuatro siguientes, por tanto su Cash Flow o beneficio neto será el siguiente:

*Para simplificar los cálculos hemos utilizado la escala de la renta actual vigente en la Comunidad Valenciana para el cálculo de los impuestos.

EL FARMACÉUTICO EMPRENDEDOR

“El farmacéutico emprendedor”: suponemos que la primera farmacia la adquiere igualmente por donación o nueva apertura y por tanto no amortizará fondo de comercio. Sin embargo, en el año 14 vende la primera y compra otra por 1,5 millones de euros (con lo que amortizará el 7,5% cada año de este valor lo que le hará no pagar impuestos) y con la que afronta una reforma de 100.000 euros. Igualmente, en el año 28 vuelve a vender y comprar una nueva farmacia del mismo valor 1,5 millones de euros, afrontando otra reforma de 100.000 euros. Con esto, lo que pretendemos es comparar el rendimiento en los 40 años de una y otra situación en idénticas circunstancias. Con la única variante de que “el farmacéutico conservador” pasa toda su vida laboral en la misma farmacia y “el farmacéutico emprendedor” digamos que hace un triplete y reparte su vida laboral en 3 farmacias diferentes. El resumen del “farmacéutico emprendedor” sería el siguiente:

*Para simplificar suponemos que el precio de venta de todas las farmacias, al ser farmacias con las mismas condiciones es de 1,5 millones de euros.
(1) Impuestos derivados de la venta de la farmacia.

CONCLUSIONES

  • Como vemos el farmacéutico emprendedor en toda su vida laboral obtendrá 453.124,50 euros más que el farmacéutico conservador. Este mayor beneficio viene de la fiscalidad del fondo de comercio. Cuando se compra una farmacia nueva podemos amortizar al 7,5% el fondo de comercio, lo que nos hace ahorrar una gran cantidad de impuestos (puede llegar a ser el 48% del coste de la farmacia).

  • Por simplicidad hemos supuesto que se compran y se venden farmacias con la misma cuenta de pérdidas y ganancias, pero se puede ganar muchísimo más dinero si se consigue comprar una farmacia pequeña con margen de mejora y conseguimos subir la facturación para luego venderla y volver a compra una más barata con proyección para volver a subirle la facturación y después venderla.

  • En el caso del farmacéutico emprendedor hemos visto que va cambiando de farmacia, al final del ejemplo ha salido ganando, pero no debemos olvidar que comprar y vender una farmacia conlleva una serie de gastos que también deben tenerse en cuenta, por ejemplo, las comisiones de los intermediarios en las compra-ventas, posibles indemnizaciones a los empleados, los posibles traslados de viviendas cuando se cambia de farmacia, los impuestos que se derivan de la compra de un local cuando se cambia de farmacia, etc…

  • Con este artículo no pretendo decir, que siempre la mejor opción sea ir comprando y vendiendo farmacias para generar fondos de comercio, siempre habrá que analizar la situación de cada farmacia y cada farmacéutico en concreto y ver que nos ofrece el mercado. Puede ser que tengamos una farmacia tan rentable que no nos interese desprendernos de ella jamás. Pero si merece la pena considerar la posibilidad y estar atentos por si surge una buena oportunidad en el mercado.

  • En resumen, la rentabilidad de la farmacia está muy limitada por la regulación sanitaria y estas limitaciones hacen que tengamos que ser mucho más proactivos a la hora de planificar fiscalmente nuestra carrera profesional para así poder maximizar nuestro rendimiento y crear el máximo patrimonio posible a lo largo de nuestra vida laboral.


¿Crees que puedes mejorar la rentabilidad de tu farmacia? ¿Quieres que tu farmacia siga creciendo? ¿Quieres hacer crecer el beneficio de tu farmacia? En Audifarma podemos ayudarte. Cuéntanos cual es la situación de tu farmacia y trabajaremos juntos para mejorar sus resultados.

Eduardo Marín Agulló
Responsable asesoría fiscal Audifarma
¿Te ha gustado éste artículo?


Únete a nuestra comunidad de farmacéuticos y recibe interesantes artículos para mejorar la gestión de tu farmacia. Por suscribirte, tendrás acceso a nuestra CALCULADORA DE PVPs CORRECTOS.


Suscribirse
Compartir

Sobre nosotros

En Audifarma le ayudaremos a mejorar los resultados económicos de su farmacia.

Un equipo altamente cualificado le ayudará a tomar las decisiones que le permitan dirigir su farmacia hacia el éxito.

¿Busca un equipo profesional experto en farmacia y Farmatic? Audifarma es la mejor elección.

Contáctanos

C/ Capitán General Gutiérrez Mellado, 6 local 19

03005 Alicante

965 929 535 F. 965 929 637

Les atenderemos de lunes a viernes de 9:00 a 14:00  y de 15:00 a 19:00

¿Quiere mejorar la gestión de su farmacia?

 

Suscríbase a nuestro boletín y reciba quincenalmente artículos sobre gestión, fiscalidad y LOPD en la farmacia.

 

Además, de REGALO, le enviaremos la hoja de Excel “Calculadora PVP” para ayudarle con la gestión de precios de su farmacia.

 

 

¡Quiero Suscribirme!