Estamos acabando un nuevo año y ya muchos miramos hacia el 2021 (con la esperanza de que todo vaya mejor), pero antes de pasar página hay que ver qué acciones tanto a nivel fiscal como de gestión debemos hacer en nuestra farmacia. Debemos parar y ver cómo está siendo el 2020 y cómo estimamos que vamos a acabar el año, porque aún estamos a tiempo de hacer algunas acciones que minimicen nuestra carga fiscal y maximicen el rendimiento de nuestra farmacia. Especialmente este año es muy recomendable hacer un análisis de cómo ha afectado la pandemia del COVID a cada una de las farmacias y tomar acción para cambiar las consecuencias negativas y reforzar las positivas.

Desde Audifarma cada ejercicio afrontamos estos últimos meses del año con el reto y la obligación de reunirnos con cada uno de nuestros farmacéuticos y hacerles lo que nosotros llamamos la PREVISIÓN DE LA RENTA, que no es otra cosa que una reunión con el cliente a través de la cual tratamos los siguientes temas:

► En primer lugar, para nosotros es muy importante crear un entorno de confianza en el que no solo nosotros aportemos información, sino que también sea el farmacéutico titular el que nos cuenta como percibe el funcionamiento de su farmacia, como puede estar afectando esto a nivel personal o cualquier otra inquietud que pueda tener en el momento. Como asesores especializados en farmacia somos conscientes del valor de la farmacia para el entorno familiar del titular, pues en la mayoría de las ocasiones ha pasado de padres a hijos o es la fuente de ingresos principal, por ello, empatizar y ponernos en contexto es fundamental para un buen asesoramiento.

► Tras esta toma de contacto presentamos al farmacéutico una cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en curso hasta el 30 de septiembre u octubre dependiendo del caso. Y a partir de estos datos se hace una estimación de cómo vamos a acabar el año y la comparamos con la del ejercicio anterior para ver su evolución tanto a nivel de ventas, margen, stock, rotación e impuestos entre otras cosas.

► Con la estimación de la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio delante, vemos qué acciones podemos realizar a nivel fiscal antes de que acabe el año para minimizar el pago del impuesto. Ejemplo: aportaciones a planes de pensiones, inversiones, adelantar gastos, amortización anticipada de la vivienda habitual, un inventario que valore bien el stock, etc.

► Hablamos con el farmacéutico de la situación fiscal actual y la previsible futura, conversamos sobre las últimas novedades fiscales tanto a nivel estatal como autonómico y explicamos las perspectivas a futuro, de esta manera se puede hacer una planificación a corto y medio plazo. Por ejemplo, hablamos si durante el año ha habido muchas inspecciones en farmacias y cómo se han resuelto, con qué margen está liquidando la Administración, se habla de que tipo de requerimientos está llevando a cabo Hacienda en farmacias. También es muy habitual hablar a futuro de cómo creemos que va a evolucionar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para planificar temas de relevos generacionales y herencias.
 
► Informamos al farmacéutico titular de cuál es su Cash Flow o en otras palabras de cuánto gana al año, y se planifica cómo invertirlo, es decir, qué porcentaje se lleva el titular cómo nomina, qué porcentaje se destina a capitalizar la farmacia y qué porcentaje lo dedicamos a inversiones ya sean financieras, inmobiliarias o de cualquier otra índole. Todo esto en función de la mayor o menor estabilidad del entorno económico (posibles impagos de la Administración, reducción del consumo, etc).

► Comparamos las principales magnitudes de la farmacia con las medias del sector, para detectar fortalezas y debilidades y tomar decisiones que contribuyan a mejorar el resultado de nuestra farmacia. Algunas de estas magnitudes son: ventas, margen comercial, stock, rotación, coste del personal, gastos de estructura, beneficio antes de impuestos.

► Por último, la parte más importante, después del análisis necesitamos un plan de acción, por ello, definimos las acciones a realizar para minimizar la carga fiscal y mejorar la gestión de la farmacia. Además, el farmacéutico se lleva una idea clara de cuánto va a pagar en cada uno de los pagos a cuenta y en la Renta en junio del año siguiente con lo que puede hacer una previsión de tesorería adecuada.

Por todos estos motivos, en Audifarma, consideramos que una reunión de planificación como esta hacia finales de cada año es indispensable para mejorar los resultados de la farmacia. Nosotros nos imponemos la obligación de tenerla cada año con cada uno de nuestros farmacéuticos.

Seas cliente o no de Audifarma podemos ayudarte, si te gusta lo que has leído y quieres una PREVISIÓN DE LA RENTA, ponte en contacto con nosotros. Ya queda poco para cerrar este 2020 y es muy importante poder planificar el 2021.


 
Eduardo Marín Agulló
Responsable asesoría fiscal Audifarma

¿Te ha gustado éste artículo?


Únete a nuestra comunidad de farmacéuticos y recibe interesantes artículos para mejorar la gestión de tu farmacia. Por suscribirte, tendrás acceso a nuestra CALCULADORA DE PVPs CORRECTOS.


Suscribirse
Compartir