compra venta farmacia

 

Cuando un farmacéutico titular decide transmitir su farmacia puede ser por diferentes motivos los más habituales son los siguientes: jubilación (lo que muchas veces conlleva un relevo generacional si hay hijos o familiares farmacéuticos), operación de venta y compra (es decir, aquel o aquella farmacéutico/a que vende su farmacia para comprar otra, ya sea por temas fiscales, por cercanía a su domicilio o por acometer un nuevo e ilusionante proyecto) y por último el otro caso más común es el que vende y aún no está en edad de jubilación y decide salir del sector para dedicarse a otras cosas, de estos últimos hay muchos menos casos lo que nos da a entender que la farmacia sigue siendo uno de los sectores más seguros a nivel empresarial a nivel nacional.


En cualquier caso, en este artículo vamos a tratar qué cosas debe saber el vendedor de una farmacia y sobre todo que implicaciones fiscales tiene dicha operación.

A la hora de vender, una de las primeras decisiones que ha de tomar el vendedor es si además de la licencia, el inmovilizado y las existencias, también quiere vender el local o prefiere asegurarse una renta en adelante. O incluso si quiere una renta durante un tiempo y conceder una opción de compra pasados un número determinado de años. En función de cómo se haga las consecuencias fiscales serán una u otras. Y por ello, hay que valorar todas las situaciones e ir a la negociación con las cosas claras (me refiero especialmente al coste fiscal de cada situación). 

Otro tema importante y a menudo desagradable en las operaciones de venta, es el tema del equipo, pues en muchas ocasiones la negociación entre comprador y vendedor, para que se logre acercar posturas y que salga la operación requiere prescindir de parte de la plantilla y un aspecto fundamental es decidir quién se hace cargo de los despidos, aquí entra en juego dos variables fundamentales la fiscal y la emocional en la mayoría de los casos pesa bastante más la segunda. 

Las existencias, determinar el valor del stock en el momento de la venta, la mejor forma de solucionarlo es hacer un inventario físico, para evitar discusiones y malos entendidos. 

Los gastos derivados de la venta. En las operaciones de compra-venta, habitualmente la mayor parte de los gastos los sufraga el comprador, no obstante, el vendedor debe tener en cuenta que ha de hacer frente a la plusvalía municipal en caso de venta con local, a las posibles cancelaciones de préstamos si los tuviera y en ocasiones a la comisión del intermediario y a los gastos notariales según se pacte. Al margen, por supuesto de la tributación de la venta en el IRPF y el patrimonio de lo que vamos a hablar en el siguiente punto más extensamente.

El último aspecto a tener en cuenta y tal vez el más importante a la hora de establecer el precio, es ¿Qué impuestos tendrá que pagar el vendedor? Pues bien, la venta de una oficina de farmacia desencadena una serie de circunstancias fiscales que hace que sea fundamental una correcta previsión y planificación de dicha operación. Principalmente, con la venta de la farmacia lo que se produce en Renta es una ganancia patrimonial por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición (en la mayoría de los casos 0 por estar ya totalmente amortizada la farmacia) tanto del fondo de comercio, del inmovilizado y del local. Esta ganancia patrimonial tributa en la escala del ahorro que tiene 4 tramos (los primeros 6.000 euros pagan el 19%, los siguientes 44.000 pagan el 21%, los siguientes 150.000 el 23% y lo que exceda de 200.000 euros paga el 26%), con lo cual la tributación de la venta de la farmacia será de un porcentaje cercano al 26%. Salvo que hayamos planificado con tiempo la operación y podamos compensar pérdidas patrimoniales que procedan de los últimos cuatro ejercicios anteriores a la venta de la farmacia, por cada euro de pérdida recuperaremos el 26% vía impuestos.

 

compra venta farmacia

 

En cuanto a la ganancia patrimonial también es importante decir que el fondo de comercio lo ha de tributar siempre el titular que ejerce la actividad independientemente que este casado en gananciales o no, mientras que el local lo podrán tributar ambos cónyuges pudiendo conseguir algo de ahorro fiscal al dividir la ganancia en dos.

Otro recurso para tratar de ahorrar impuestos en la venta del local, es si se trata de un local adquirido antes de 1996 y la ganancia es considerable, se puede proponer un contrato de alquiler a más de 3 años con una opción de compra, para desafectar el local y de esta forma hacer uso de los coeficientes de abatimiento lo que conlleva en algunos casos un considerable ahorro fiscal.

Las existencias, sin embargo, tributan como la última venta de la farmacia dentro del propio rendimiento de la misma, normalmente el efecto que tiene es neutro pues es una venta a precio de coste que por un lado suma, pero también resta al reducirse las existencias a 0.

Otra de las principales consecuencias fiscales de la venta de la farmacia y que requiere planificación, es que, hasta la venta, normalmente la farmacia estaría exenta en el Impuesto del Patrimonio por ser la principal fuente de renta del titular, pero una vez vendida, el fruto de la venta tributará en este polémico impuesto, lo que hace que mucha gente que ni siquiera estaba obligada a pagar patrimonio lo esté a partir de dicho momento. Y por supuesto, a los que ya lo venían haciendo les supone un incremento considerable de la cuota salvo que use las herramientas fiscales adecuadas (empresa familiar, limite conjunto renta/patrimonio, entre otros).

El último impuesto que hay que tener en cuenta es el de sucesiones y donaciones, pues a raíz de la venta de la farmacia conviene valorar qué cosas donar y qué y cómo dejar en herencia para que la factura fiscal sea lo mínimo posible el día de mañana.

En definitiva, mi recomendación es que si estás pensando en transmitir tu farmacia te pongas en manos de un profesional que conozca bien este tipo de operaciones y que trate de darte una visión global de cuál va a ser la situación financiero/fiscal a partir del momento de la venta.

Como siempre nos ponemos a vuestra disposición para resolver cualquier duda que pueda afectar a la salud fiscal de vuestra farmacia. Además, si quieres conocernos, déjanos tus datos en el enlace y podremos concertar una reunión de 60 minutos en la que nos cuentes tus dudas y nosotros te ayudemos a mejorar la rentabilidad de tu farmacia, sin compromiso.

 

60 minutos para cuidar tu farmacia

 

Eduardo Marín Agulló

Asesor fiscal Audifarma

¿Te ha gustado éste artículo?


Únete a nuestra comunidad de farmacéuticos y recibe interesantes artículos para mejorar la gestión de tu farmacia. Por suscribirte, tendrás acceso a nuestra CALCULADORA DE PVPs CORRECTOS.


Suscribirse
Compartir