En esta publicación vamos a analizar las consecuencias fiscales que tiene en la declaración de la Renta un divorcio. Estudiaremos cómo afecta al mínimo por descendientes (una reducción que existe en renta por tener hijos menores de 25 años), también veremos cómo tributa la pensión compensatoria y las anualidades por alimentos en favor de hijos.

Comenzamos analizando el mínimo por descendientes, se aplica por hijo menor de 25 años o con discapacidad cualquiera que sea su edad, siempre que conviva con el contribuyente y no tenga rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000€

Cantidades mínimo por descendientes:

  • 2.400€ anuales por el primero.
  • 2.700€ anuales por el segundo.
  • 4.000€ anuales por el tercero.
  • 4.500€ anuales por el cuarto y siguientes.

Cuando el descendiente sea menor de tres años, el mínimo se aumentará en 2.800€ anuales

Por lo tanto, para poder aplicar el mínimo por descendiente a parte de los requisitos de edad y rentas del hijo, la clave está en que haya convivencia. En los supuestos de separación matrimonial legal, cuando la guarda y custodia sea compartidael mínimo familiar por descendientes se prorrateará entre ambos padres, con independencia de aquél con quien estén conviviendo a la fecha de devengo del impuesto. En caso contrario el mínimo familiar por descendientes corresponderá a quien, de acuerdo con lo dispuesto en el convenio regulador aprobado judicialmente, tenga atribuida la guarda y custodia de los hijos.

Se asimilará a la convivencia con el contribuyente, la dependencia económica, salvo que se satisfagan anualidades por alimentos a favor de dichos hijos que sean tenidas en cuenta para el cálculo de la cuota íntegra.

Pensión compensatoria para el pagador reducirá su base imponible en el importe que se diga en la sentencia judicial. Por lo tanto, no podrá reducir la base imponible en el importe de las cantidades satisfechas con anterioridad a la sentencia judicial pues éstas no se han satisfecho en virtud de decisión judicial. Para el receptor de la pensión compensatoria tributan como un rendimiento del trabajo.

Anualidades por alimentos, es preciso tener en cuenta que para el pagador no supone una reducción de la base imponible; aunque sí se tienen en cuenta para calcular las cuotas resultantes. En este sentido, la AEAT indica que “cuando el contribuyente satisfaga anualidades por alimentos a sus hijos por decisión judicial, si su importe es inferior a la base liquidable general, se aplicará la escala general y la escala complementaria separadamente al importe de las anualidades por alimentos y al resto de la base liquidable general, siempre y cuando no tengan derecho al mínimo por descendientes respecto a esos hijos”. Simplificándolo mucho, quiere decir que las anualidades por alimentos reducen la renta del pagador pero no tanto como la pensión compensatoria.

En definitiva, cuando hay un cambio en el estado civil de casado a divorciado conviene revisar la declaración de la renta con un asesor para asegurarnos que estamos haciendo las cosas correctamente.

Eduardo Marín Agulló
Responsable asesoría fiscal Audifarma

¿Te ha gustado éste artículo?


Únete a nuestra comunidad de farmacéuticos y recibe interesantes artículos para mejorar la gestión de tu farmacia. Por suscribirte, tendrás acceso a nuestra CALCULADORA DE PVPs CORRECTOS.


Suscribirse
Compartir